A continuación te acercamos todo lo que debes saber sobre los maduradores de carne. Qué son, para qué sirven y, en definitiva, todo el rendimiento que se le puede sacar a este tipo de maquinaria.

Para qué sirve un madurador de carne

Un madurador de carne es una máquina, usada principalmente en hostelería, que sirve para lograr que las piezas estén más jugosas a la vez que mantienen la intensidad de su sabor. 

Son expositores de frío que sirven para conservar en óptimas condiciones las piezas, así como todas sus propiedades. De este modo, se puede ofrecer un género de calidad excepcional y superior respecto a la carne convencional que no ha pasado por este tipo de procesos de maduración.

Cómo se madura la carne

El proceso de maduración de carne consta de diferentes partes. Lo primero que se debe hacer es introducir las piezas frescas en estos aparatos, de tal modo que se les somete a una atmósfera con un flujo de aire, humedad y temperatura constante. 

En definitiva, se colocan las piezas en un clima controlado en el que se pueden mantener perfectamente durante semanas. Durante ese tiempo, y en ese ambiente, lo que hace la carne es ir madurando y se dan varios procesos.

Por un lado, se evapora la humedad que pueda contener la pieza, lo que hace que se concentre el sabor de un modo mucho más intenso. 

Son en ese punto las propias enzimas naturales que tiene la carne las que van enterneciendo el tejido y da lugar a una carne mucho más sabrosa y tierna.

A su vez, se forma una capa dura en la zona externa del lomo y es en ese momento cuando esta señal nos indica que la pieza ya se puede consumir, una vez se retira esa capa.

Se observará que durante el proceso de maduración de la carne la pieza pierde una muy pequeña parte del peso y volumen, dando lugar a un producto tierno por dentro y de gran sabor.

Con los maduradores de carne se consigue conservar durante más tiempo las piezas, a la vez que van madurando y esto hace que mejore su aspecto, sea más digestiva, y todo con un ambiente controlado en el que no proliferarán ni los hongos ni las bacterias.

Respecto al tiempo que se debe o se puede madurar la carne, lo cierto es que esto dependerá de la pieza y en muchas ocasiones también de la propia decisión del profesional de la hostelería. Mientras que hay profesionales hosteleros que buscan apostar por periodos cortos de entre dos y cuatro semanas otros prefieren alargarlo meses.

Madurador de carne Expocarn-500 de edenox

En edenox contamos con el madurador de carne Expocarn-500, un modelo diseñado para ofrecer un alto rendimiento. Ofrece un proceso controlando en todo momento el consumo energético, por lo que su mantenimiento será ajustado a la vez que da grandes prestaciones.


Más información acerca de Edenox